Fernando Arroyos, un oficial de la Policía de Los Ángeles que estaba fuera de servicio, fue asesinado el lunes en la noche por unos asaltantes mientras tomaba fotos a un departamento que intentaba comprar junto a su novia.

Un oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles que se encontraba fuera de servicio fue asesinado a tiros en un intento de robo a mano armada mientras intentaba comprar una casa con su novia el lunes por la noche.


Los oficiales del alguacil del condado de Los Ángeles respondieron al reporte de un tiroteo en un callejón alrededor de las 9:15 p.m. del lunes. Al momento de llegar, encontraron al oficial identificado como Fernando Arroyos con heridas de bala, y fue trasladado a un hospital, donde murió.

Las autoridades informaron que Arroyos, de 27 años, trabajó en el departamento durante tres años, y estaba con su novia sin uniforme policial al momento del tiroteo, señaló Fox News.

Post a Comment