Aberdeen,Escocia.

Un reconocido desarrollador de videojuegos del Reino Unido, Stewart Gulray, murió a los 51 años de COVID-19 después de que se rehusara a recibir la vacuna por tenerle mucho miedo a las agujas.

El veterano creador de videojuegos vivía en Aberdeen, Escocia, y formó parte de la industria durante más de tres décadas antes de que el letal virus atacara sus pulmones y le causara la muerte.


Stewart les dijo a sus amigos en las redes sociales que contrajo el virus el mes pasado. Fue ingresado en el hospital el 20 de diciembre y en la primera semana de 2022 finalmente falleció.



“Stewart tenía un miedo serio a las agujas. Con toda seriedad, en 25 años no se hizo un análisis de sangre. Evitó tratar de ir al médico en caso de que alguna vez necesitaran sacarle sangre, pero la verdad es que Stewart no estaba mal en los 25 años que lo conocí”, dijo su viuda Bec a la prensa local luego del fallecimiento de su esposo.

Stewart Gulray era el fundador de la empresa de videojuegos Just Add Water

La reciente viuda afirmó que el caso de su marido debería ser un incentivo más para todas las personas se vacunen, aunque reiteró que su esposo sufría de una fobia real a las agujas y por eso no lo hizo.

“Estaba en forma, podría haber perdido un kilo o dos como el resto de nosotros, pero realmente creía que iba a sobrevivir a este virus porque estaba sano. Antes de ser intubado me dijo: ‘No hay nada de qué preocuparse. Voy a estar bien. Solo necesito un poco de descanso’”, contó Bec.

Trágicamente, Stewart sufría de una condición de cicatrización pulmonar no diagnosticada, y Covid le robó la capacidad de respirar sin ayuda.

En una publicación final a sus amigos en las redes sociales, dijo: “Bueno, para aquellos que aún no lo saben, ¡a principios de la semana pasada yo (y el resto de la familia) dimos positivo por el viejo COVID”.


Post a Comment