La investigación dirigida por Richard van Breemen del Centro Estatal de Innovación de Cáñamo de Oregon del Colegio de Farmacia y el Instituto Linus Pauling se basó en ensayos de neutralización realizados con dos ácidos cannabinoides encontrados en la cannabis sativa: cannabigerólico y elácido cannabidiólico.

“Es importante destacar que el ácido cannabigerólico y el ácido cannbidiólico fueron igualmente efectivos contra la variante alfa B.1.1.7 del SARS-CoV-2 y la variante beta B.1.351.”, destaca la publicación.Breemen explicó que su trabajo consistió en investigar la afinidad de proteína spike con los cannabinoides, abundantes en la marihuana.


Los investigadores descubrieron que el CBDA y CGBA logran mezclarse con dicha proteína lo que inhibe su transmisión y replicación.

“Cualquier parte del ciclo de infección y replicación es un objetivo potencial para la intervención antiviral, y la conexión del dominio de unión del receptor de la proteína spike al receptor ACE2 de la superficie celular humana es un paso crítico en ese ciclo”, señaló el autor.

El investigador destacó que ambos ácidos son biodisponibles por vía oral y han sido utilizados con anterioridad para tratar a pacientes con VIH y hepatitis.

Post a Comment