Conocido como uno de los mejores en 'wingsuit' o traje con alas, Sebastián' Ardilla' Álvarez, de 36 años y expiloto de la Fuerza Aérea de Chile, pasó más de un año preparándose para convertirse en la primera persona en entrar y salir de un volcán activo.

Para llevar a cabo la hazaña eligió el volcán Villarrica, situado en la región de la Araucanía de Chile y uno de los más peligrosos de la región.

En un comunicado, el patrocinador Red Bull señaló que buscaban un volcán que tuviera unas dimensiones específicas para hacer posible este récord y al mismo tiempo mostrar la belleza del sur del país latinoamericano.

Sebastián eligió el Villarrica en particular por dos razones. En primer lugar, tiene un cráter de más de 200 metros de diámetro, lo que le dio mucho espacio para volar y maniobrar, y en segundo lugar, el increíble paisaje circundante.

En mapuche, una lengua indígena de esta región, el volcán se llama Ruka Pillán que se traduce como 'la casa del diablo'.

Post a Comment