Un atentado dejó 14 muertos en la capital de Siria

 Los expertos dijeron que tres bombas fueron colocadas bajo el vehículo, dos de ellas explotaron y la tercera fue desmantelada.

https://www.diariobarahona.com/
Agentes de la policía militar cargan los restos de un autobús del ejército sirio en una grúa tras ser objeto de un ataque con bomba en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi.

Dos bombas colocadas en un autobús que transportaba tropas sirias explotaron en Damasco durante la hora pico de la mañana de este miércoles, matando a 14 personas e hiriendo a otras, dijo un funcionario militar.

Fue el ataque más mortífero en Damasco en varios años, y especialmente raro desde que las tropas del gobierno en 2018 capturaron los suburbios que alguna vez estuvieron en manos de los insurgentes en el conflicto de una década de Siria.


Los medios estatales habían descrito anteriormente el ataque como un bombardeo al borde de la carretera. Pero un oficial militar sirio no identificado dijo que las explosiones fueron causadas por bombas que habían sido colocadas anteriormente en el exterior del vehículo. Una tercera bomba cayó del autobús y fue desmantelada por las tropas después de las dos explosiones iniciales, dijo el funcionario.


Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque, pero los insurgentes y yihadistas aún residen dentro de las fronteras del país y buscan el derrocamiento del presidente Bashar Assad.


No estaba claro si las bombas detonaron a distancia o si habían sido programadas para estallar. El oficial militar, citado en medios estatales, dijo que las bombas estallaron poco antes de las 7 am hora local. No quedó claro de inmediato si todos los muertos estaban a bordo.


La explosión se produjo en un punto concurrido de la capital siria, cerca de un centro de transferencia de autobuses debajo de un sitio conocido como el Puente del Presidente. Los viajeros convergen y se dirigen a diferentes partes de la capital y sus suburbios del área.


La televisión estatal siria mostró imágenes del autobús carbonizado, diciendo que las explosiones ocurrieron cuando la gente se dirigía al trabajo y a la escuela. Las imágenes mostraban cómo se elevaba el humo del autobús mientras los soldados limpiaban el vehículo carbonizado con mangueras. Un charco de agua se formó debajo del puente, donde se colocaron fotos de Assad en las paredes. Los transeúntes se reunieron en el puente para observar, ya que el tráfico parecía haber vuelto a la normalidad.

Más de una hora después de que ocurriera la explosión, los trabajadores despejaron el lugar de la explosión y el autobús incendiado fue retirado.