Los ‘Pandora papers’ (Papeles de Pandora) revelaron la manera en que los ricos y poderosos usaron paraísos fiscales para ocultar sus fortunas, no sólo en otros países sino también en Estados Unidos.

La publicación de los ‘Pandora papers’ por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ha arrojado luz sobre los tratos financieros de la élite y los corruptos y cómo han utilizado cuentas extraterritoriales y paraísos fiscales para proteger billones de dólares en activos.

Junto con los conocidos paraísos offshore, el informe también reveló cuentas secretas en fideicomisos repartidos por todo Estados Unidos.

Entre las cuentas sospechosas detalladas por el Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos se mencionan 81 en Dakota del Sur, 37 en Florida y 35 en Florida.

Entre los supuestos dueños de dichas cuentas se encuentran el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, familiares de Carlos Morales Troncoso, empresario azucarero y ex vicepresidente de República Dominicana y David Tassillo, copropietario del website pornográfico Pornhub.

Aquí un vistazo a la manera en que Estados Unidos se ha visto involucrado en el escándalo:

1) ¿CÓMO EMPEZÓ?

Dakota del Sur lanzó su industria financiera en 1980, una era en que los bancos tenían que pagar más intereses de las que podían cobrar bajo la ley. A fin de ayudar a la banca local y estimular la alicaída economía, las autoridades eliminaron el tope a las tasas de interés que los bancos podían cobrar e invitaron a Citibank a lanzar allí un departamento de tarjetas de crédito. Poco después otros bancos hicieron lo mismo.

Para 2019, había más de 100 empresas financieras con activos totales valorados en unos 370.000 millones de dólares. Una sola compañía, South Dakota Trust Company LLC, se jacta en su website de manejar más de 100.000 millones de dólares en activos y más de 100 clientes multimillonarios. Familias de 54 países conforman un 15% de su clientela, dice la empresa.

Delaware lanzó su sector financiero y de tarjetas de crédito en 1981. Hoy en el día en el estado hay 47 compañías financieras para un total de 3.800 millones de dólares en activos. Es hogar de más de 1,6 millones de negocios, entre ellos empresas de responsabilidad limitada que no están sujetas al escrutinio público. Los impuestos a las empresas financieras en la segunda mayor fuente de ingresos para el estado (después de los impuestos a las ganancias personales) para un total de casi 1.300 millones de dólares al año.