Una nube de polvo del desierto del Sahara, junto a dióxido de azufre (SO2) con origen en el volcán de La Palma, afecta desde este domingo a Puerto Rico. Ha provocado un deterioro en la calidad del aire del territorio caribeño.

La Sociedad de Astronomía del Caribe divulgó a través de las redes sociales que la misión Copernicus Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA) detectó dióxido de azufre sobre Puerto Rico y el Caribe proveniente del volcán Cumbre Vieja, en La Palma.

La entidad caribeña indica que imágenes obtenidas por satélites de la ESA, que controlan las emisiones a la atmósfera, han detectado una extensa nube de dióxido de azufre. Una nube que proviene del volcán en Canarias, activo desde mediados de septiembre.

Subraya que la nube ya entró en el Caribe. Una parte densa estuvo este domingo justo sobre Puerto Rico, por lo que se recomienda el uso de mascarilla.