Santo Domingo.- El gobierno avanza en la formulación de una reforma fiscal que podría implicar tanto el aumento como la ampliación de la base tributaria.



Los dominicanos podrían finalizar el 2021 con una nueva carga impositiva.

De acuerdo a un documento de 94 que se atribuye al gobierno y que circuló durante el fin de semana, se ha considerado aumentar impuestos a los salarios, marbete, curriers hasta bebidas.

Pero, al mismo tiempo, reducir la tasa a otros impuestos y eliminar exenciones.

Aumentar de 25 a 35 % el impuesto sobre la renta a los salarios gravados.

-Fijar en RD$2,500.00 el pago del marbete a vehículos con  valor menor a RD$600, 000.00 pesos.

-Aplicar un impuesto a las importaciones vía Courier con valor superior a los US$100.

-Igualar el impuesto de las cervezas tipo light al monto que pagan las regulares. Incrementar el impuesto selectivo específico a bebidas alcohólicas a RD1000.00 por cada litro de alcohol absoluta, indexable trimestralmente.

-Un impuesto selectivo de 130 % a las importaciones de cigarrillos electrónicos y los insumos para usarlos.

-El establecimiento de una sola tasa de 16 % para el ITBIS, que se ejecutaría que forma paulatina, y pasaría a denominarse Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Aunque no ha sido confirmado, este documento contempla también  que sea eliminada la deducción por gasto educativo y la exoneración vehicular de los legisladores.

Mientras que se gravarían con Impuesto Sobre la Renta las indemnizaciones de accidentes de trabajo, preaviso y cesantía por encima de 800 mil pesos al año.

El gobierno ha fiel reiterativo en su intención de consensuar una reforma fiscal antes de que sea aprobado el presupuesto correspondiente al año 2022.

Por lo que la misma fue dejada fuera de las mesas temáticas en el diálogo nacional que se desarrolla en el Consejo Económico y Social.