Un desenlace inesperado y fatal tuvo la visita que Daniela Andrea Arbeláez le hizo a un yerbatero de la comunidad de Sopetrán, en Antioquia. De la sesión espiritista, la mujer salió con el 75 % de su cuerpo quemado directo a un hospital, donde falleció a causa de las graves lesiones.

Familiares dijeron que el hombre roció alcohol y azufre en el piso para “limpiar impurezas”.


El hermano de la víctima declaró este martes a Noticias Caracol que Daniela y otros familiares habían acudido a una consulta con el yerbatero para limpiar el aura y las malas vibras.

A la mujer la acostaron en el suelo dentro de un círculo que el yerbatero había hecho, y en el que roció alcohol con azufre para “limpiar impurezas”. Estos dos productos hicieron que se prendiera fuego y se comenzara a quemar Daniela, según relató el familiar de la víctima al canal de televisión.