La informante responsable de filtrar los documentos a la prensa es la exempleada de Facebook Frances Haugen.

San Francisco, Estados Unidos. La filtración por parte de una exempleada de varios documentos internos de Facebook al diario The Wall Street Journal ha desatado el último escándalo para la red social, y reveló al público que la empresa actúa de una forma muy diferente al discurso que mantiene de forma oficial.

 Aunque la información publicada (elaborada a partir de informes y presentaciones internas y de conversaciones online entre empleados) no implica necesariamente que Facebook esté cometiendo ninguna ilegalidad, sí muestra decisiones éticamente reprobables y una priorización de los beneficios financieros ante cualquier reparo moral. 

 La delatora de estas prácticas, una antigua empleada de la compañía, declara este martes en el Senado de Estados Unidos.