El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en la sangre y que ayuda a producir membranas celulares y hormonas en el cuerpo.

El cuerpo produce colesterol de forma natural a través del hígado, pero si bien el colesterol alto puede ser causado por factores genéticos, a menudo es el resultado de una mala alimentación, la falta de actividad física y otros comportamientos poco saludables.

Tanto la obesidad como la diabetes aparecen con mayor frecuencia en aquellos con niveles de colesterol altos.

Además de la dieta, fumar también puede exacerbar los problemas de colesterol al aumentar la pegajosidad del colesterol en la sangre y hacer que sea más probable que se acumule en el torrente sanguíneo.

Entre los síntomas se encuentran la hinchazón de las extremidades, boca pastosa, seca y halitosis, pesadez en el estómago e indigestión, dificultades en el ritmo intestinal, aparición de urticaria, dolor en el pecho, dolor de cabeza y la visión borrosa.

El colesterol también aumenta con la edad a medida que el cuerpo se vuelve menos capaz de eliminarlo de la sangre, lo que puede provocar la acumulación de placa en los vasos sanguíneos y restringir el flujo de sangre en el cuerpo. Esto puede tener un impacto importante en la salud cardíaca y accidentes cerebrovasculares, que ocurren cuando se interrumpe el suministro de sangre al cerebro.

Para encontrar los estados y ciudades con los niveles más altos de colesterol, los investigadores de Sidecar Health utilizaron datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los expertos encontraron que muchos estados del sur del país sufren más de presión alta. Las ubicaciones se clasificaron según la proporción de adultos a los que un profesional de la salud les dijo alguna vez que tenían el colesterol alto.

El análisis encontró que al 30% de los adultos en Los Ángeles, en algún momento, un profesional de la salud les dijo que tenían el colesterol alto.

Por un lado, la dieta de la región tiene más grasas agregadas. Además, muchas partes del sur de Estados Unidos son comunidades rurales o de bajos ingresos donde las opciones de alimentos saludables son más difíciles de encontrar o más caras que las opciones procesadas con grasas. Finalmente, muchos otros factores de riesgo correlacionados como la obesidad y el tabaquismo también son más comunes en el Sur.