EE.UU. sanciona a cuatro funcionarios iraníes involucrados

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó a cuatro miembros de la inteligencia iraní que tenían como objetivo secuestrar a la periodista estadounidense-iraní Masih Alinejad en Brooklyn (NYC).

Los sancionados están señalados de integrar una red que además tiene como blanco a disidentes iraníes en otros países “como parte de una amplia campaña para silenciar a los críticos del gobierno iraní”, señaló el Departamento del Tesoro en un comunicado.

EE.UU. identificó al alto oficial de inteligencia Alireza Shahvaroghi Farahani (50) como líder de una estructura que planeó el fallido secuestro de Alinejad, una periodista de 44 años que vive en Nueva York y es militante feminista y del movimiento contra el velo en Irán y férrea crítica de los talibanes. Los otros tres sancionados son Mahmoud Khazein (42), Kiya Sadeghi (34) y Omid Noori (45).

En julio, los cuatro fueron acusados en ausencia ante un tribunal federal de Manhattan por delitos que incluyen conspiración para secuestro, infringir sanciones y fraude bancario y electrónico. Los cuatro sospechosos ​​tienen su base en Irán y ahora son prófugos de EE.UU., dijeron las autoridades.

Ahora, las propiedades de los cuatro iraníes en Estados Unidos o bajo el control de este país quedan bloqueadas y se prohíbe cualquier transacción entre ellos y ciudadanos estadounidenses.

Según el Departamento del Tesoro, además del “bien documentado” rol del Ministerio de Inteligencia y Seguridad de Irán (MOIS) en la “represión interna”, la investigación develó el papel “dañino” del aparato de inteligencia en la persecución de los iraníes disidentes y sus intentos de devolverlos a ese país.

En tal sentido, sancionó a los cuatro agentes por haber “actuado o pretendido actuar” para o en nombre del MOIS, que ya fue designado en 2012 por Estados Unidos como responsable o cómplice de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno de Teherán contra su pueblo desde el 12 junio de 2019, explicó Deutsche Welle.

En la acusación de julio también se nombró a Niloufar “Nellie” Bahadorifar (46), iraní residente de California, quien presuntamente proporcionó servicios financieros que respaldaron el complot, incluido el pago de un investigador privado para vigilar a Alinejad. Fue arrestado el 1 de julio en Irvine (California) en una acusación formal anterior y liberado con una fianza de $250,000 dólares, según muestran los registros judiciales. Su próxima audiencia judicial está programada para el 15 de octubre.