El volcán Cumbre Vieja de La Palma entró este domingo en erupción, en la zona de Las Manchas, después de más de una semana en la que se han acumulado miles de seísmos en la zona y los científicos presagiaban actividad volcánica inminente. La erupción ha provocado que el nivel de emergencia en la región se sitúe en rojo y que la UME se desplace a la isla para participar y colaborar en las tareas de evacuación y contención de las llamas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha postergado su viaje programado a EEUU y se encuentra en La Palma.

 

Durante toda la noche, el Cumbre Vieja ha seguido activo, expulsando material volcánico y lava, que avanza a más de 700 metros por hora hacia el mar engullendo campos de cultivo y viviendas a su paso. No hay víctimas mortales y más de 5.000 personas han sido evacuadas, pero aún falta por evaluar los daños materiales que dejará un fenómeno que aún no se sabe durante cuánto tiempo se podrá extender.


Por el momento, el espacio aéreo continúa abierto, pero Enaire sigue de cerca la evolución de la situación para tomar cualquier decisión al respecto. Serán las aerolíneas las que en última instancia decidirán si vuelan a La Palma, pues no está cerrado el tráfico aéreo, han señalado fuentes de Aena.

 

14:21 ​— El presidente de Gobierno ha comparecido tras la reunión del comité donde se analiza y sigue la evolución de la erupción. En una breve declaración, Sánchez ha recalcado que "lo más importante en estos momentos es garantizar la seguridad y el perimetro de seguridad" por donde va surcando la lava, que continúa avanzando hacia la costa.