José E. Zavala-Padilla pasó aproximadamente un mes detenido después de que los propietarios de su vivienda lo denunciaron ante el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), en represalia por un desacuerdo sobre las reparaciones de su apartamento.

Durante el tiempo que Zavala-Padilla fue detenido por ICE, los propietarios tiraron sus pertenencias y vaciaron su billetera.

Ahora, una organización latina de derechos civiles está demandando a una pareja del condado de Cook, que denunció al inquilino ante los funcionarios de inmigración antes de atender la reparación en un apartamento en el suburbio de Cicero, Illinois, en Chicago.