Pakistán

La Policía en Pakistán abrió casos criminales contra decenas de hombres en ese país luego de que abusaran sexualmente de una mujer en un parque de Lahore mientras esta grababa un video para TikTok.



El ataque fue captado en varios videos que se han vuelto virales en la red. Las imágenes muestran a una turba de cientos de hombres acorralando y agrediendo a la víctima en el parque Greater Iqbal. En una parte de la grabación, se ve cuando algunos de ellos cargan a la chica contra su voluntad para moverla a otra zona.

A plena luz del día y cuando se encontraba con amistades en la zona, los presentes la acosan, la avientan al suelo, le arrancan la vestimenta y la manosean.

La víctima presentó denuncia contra un máximo de 400 individuos no identificados ante la policía de Lahore, según el reporte de The Guardian.

“La multitud me haló por todos lados hasta romperme la ropa. Me lanzaron al aire y me agredieron brutalmente”, declaró la afectada a la Policía. La denunciante además indicó que los abusadores le robaron dinero, aretes, una sortija, el teléfono y dinero en efectivo.

Repudio entre funcionarios públicos en Pakistán

Las imágenes que se volvieron virales en el ciberespacio provocaron repudio tanto en Pakistán como en el exterior.

El ministro de información del país, Fawad Chaudhry, dijo que ya se han arrestado a algunos sospechosos, aunque no precisó cuántos.

Algunos de los procesados fueron identificados gracias a material de cámaras de vigilancia y declaraciones de testigos.

“Estamos trabajando a toda velocidad. El primer ministro también esta al tanto”, aseguró Chaudhry sobre el rumbo de la pesquisa.

El presidente del Partido del Pueblo Pakistaní (PPP), Bilawal Bhutto Zardari, indicó por su parte que el incidente debe avergonzar a todos los pakistaníes ya que habla de la podredumbre en nuestra sociedad.

Por su parte, el cantante Farhan Saeed manifestó sentirse disgustado, furioso, con el corazón roto y avergonzado que los hombres de su país siguen incurriendo en este tipo de actos a diario.

En ese sentido, la senadora pakistaní Sherry Rehman consideró que el más reciente caso demuestra que el problema de abuso contra las mujeres se ha agravado en el país.

“Muchos casos son ignorados, sepultados o cepillados a un lado en la cultura patriarcal de silenciar a la víctima“, sostuvo Rehman.