Britney Spears se le ha abierto ahora un nuevo frente legal más allá de su lucha en los juzgados para poner punto final a la tutela a la que vive sometida desde 2008.

Se reveló que está siendo investigada por el delito menor de agresión, luego de que presuntamente golpeara a una integrante de su personal doméstico.

Según informa TMZ, Britney es la principal sospechosa en la investigación que está llevando a cabo el Departamento del Sheriff del Condado de Ventura después de que una empleada presentara una denuncia en la que asegura que la cantante la había golpeado durante una disputa.

Se sabe que no ha habido que lamentar heridos de gravedad, pero el delito de lesiones se produce cuando hay “contacto físico” con otra persona.

Entonces, la cantante se enfrenta ahora a un cargo por un delito menor y, en última instancia, la investigación será remitida a la oficina del fiscal para que la revise.

Mientras tanto, Matthew Rosengart, abogado de Spears, señaló que los hechos no se desarrollaron según se explica en el informe.

De acuerdo a la versión de la artista, ella solo forcejeó con su ama de llaves para tratar de quitarle el teléfono que sostenía entre las manos y en ningún momento habría llegado a agredirla.

“Esto es un tabloide sensacionalista, exagerado, nada más que un ‘él dijo, ella dijo’ con respecto a un teléfono celular, sin golpes y obviamente sin lesiones de ningún tipo”, respondió el abogado a la acusación.

La oficina del sheriff espera concluir su investigación esta semana y trasladar sus conclusiones a la oficina del fiscal de distrito del condado de Ventura que tendrá que determinar si Spears debe ser acusada formalmente del delito menor de agresión.