Vampiro' confiesa haber asesinado a 10 niños y haber bebido la sangre de algunas víctimas. @mocanosnew
New York Post: Un hombre keniano descrito por las autoridades como un «vampiro sediento de sangre» ha confesado los horripilantes asesinatos de 10 niños, en algunos casos, chupando su sangre antes de matarlos, dijo la policía.
Masten Milimo Wanjala, de 20 años, fue arrestado el miércoles en relación con el asesinato de dos niños cuyos cuerpos fueron encontrados en una zona boscosa de la capital, Nairobi, dijo el miércoles la Dirección de Investigaciones Criminales del país.
Pero en una confesión inquietante, Wanjala admitió los «asesinatos a sangre fría» de al menos 10 adolescentes, dijo la policía.
«En un relato escalofriante, el asesino contó detalles desgarradores de cómo atrajo a las víctimas a sus mandíbulas asesinas antes de exprimir la vida de los niños inocentes», escribió la Dirección de Investigaciones Criminales en Twitter.
Las autoridades dijeron que era un «vampiro sediento de sangre» que tenía como objetivo a niños de entre 12 y 13 años.
Supuestamente drogó a sus víctimas con una sustancia blanca en forma de polvo o líquido, luego drenó parte de la sangre de los niños antes de matarlos, dijo la policía.
«Wanjala, sin ayuda de nadie, masacró a sus víctimas de la manera más cruel, a veces succionando sangre de sus venas antes de ejecutarlas», escribió la policía en Twitter.
La ola de asesinatos supuestamente comenzó hace cinco años con una niña de 12 años que secuestró en el condado de Machakos al este de Nairobi, dijo la policía.
Funcionarios que retiraron el cuerpo de un niño encontrado en una zona boscosa en Nairobi.
Al menos algunas de las víctimas murieron por estrangulamiento y varios de sus cuerpos no han sido encontrados, dijo la policía.
“El asesino que no se disculpa por sus acciones les dijo a los detectives que disfrutaba mucho al matar a sus víctimas”, dijo la policía.
«Mientras los detectives buscan pistas cruciales para la recuperación del resto de los cuerpos, creemos que el sistema de justicia penal hará justicia a las almas inocentes y aliviará los corazones apesadumbrados de los padres, hermanos y kenianos.