Mediante una declaración a un medio de comunicación de Haití, un senador haitiano dijo que el presidente fue asesinado por sus agentes de seguridad.

Por su parte, el equipo de investigación de El Tiempo publicó que los colombianos llegaron a la residencia del presidente una hora después del asesinato. Además, que fueron contratados para vigilar unas zonas de Puerto Príncipe.